Itinerario de Antonino

itinerario_PHOTO

BnF, Ms. lat. 4806, fol. 6v.

 

 

DESSOBRIGA, citada con categoría de mansio, núcleo urbano, en el Itinerarium Prouinciarum Antonini Augusti, conocido como «Itinerario de Antonino» y conservado en una veintena de manuscritos dispersos por Europa. Algunos autores sitúan la redacción del mismo en tiempos del emperador Caracalla (Marco Aurelio Antonino, 211-217). Un afirmado consenso fecha los datos recogidos en tan escueto como valioso “catálogo de rutas” del Imperio Romano, la fuente clásica más importante para su estudio, entre el siglo I de nuestra era y el gobierno de Diocleciano (284-305), teniendo en cuenta que no incluye, entre otros ejemplos de omisión, la imponente Strata Diocletiana, calzada militar construida por este emperador entre el valle del Éufrates y la provincia de Arabia. Forma parte de los itineraria scripta, recopilación de rutas carentes de representación cartográfica (como la lleva la Tabla de Peutinger, entre los itineraria picta) y recoge 372 vías de circulación terrestre repartidas por sus dominios occidentales y orientales –34 de las cuales corresponden a Hispania– con sus respectivos punto de partida, llegada, número total de millas y etapas intermedias.

 

 

¿Documento administrativo y utilitario? ¿Registro de Pretor donde figuran únicamente las costeadas por el Estado? (J. Maldonado Macanaz, 1866). Más bien se trataría de un ensamblaje de itinerarios y fuentes de información viajera de distinta cronología (P. Arnaud, 1993). Pero ni las circunstancias de su elaboración ni su finalidad están claras, su verdadera índole queda por resolver. Desde Roma hasta los confines imperiales, el Itinerario Antonino de las Provincias ofrece un listado de etapas mansionarias, de indudable utilidad para estancia y circulación de personas y mercancías, viajes de emperadores y altos funcionarios, o tropas expedicionarias encargadas de recaudar el impuesto de la annona militaris que se percibía en especie (como propuso el historiador suizo D. Van Berchem, 1937 y 1973). Especifica en millas romanas las distancias que las separan y pese a los constatados errores que contiene, imputables quizás al carácter heterogéneo de la información compilada, constituye un precioso repertorio de topónimos y poblaciones antiguas desaparecidas.

 

 

En la Península Ibérica, la ciudad de Dessobriga aparece entre ellas como un hito del viario de comunicaciones entre Italia y España, De Italia in Hispanias (1230 millas, 38 etapas), en el tramo XXXII Ab Asturica Tarracone (482 millas, 24 etapas), de Astorga (Asturica Augusta) a Tarragona. Partiendo de la consensual edición del Itinerario de Antonino de Peter Wesseling (Vetera Romanorum Itineraria siue Antonini Augusti Itinerarium, 1735), se ubicaba entre la vaccea Lacobriga (supuestamente Carrión de los Condes, Palencia) y la turmoga Segisamo (actual Sasamón, Burgos), a igual distancia de XV millas romanas o 15 veces mil pasos de cada una, poco más de 22 km. Según Vegecio (Epitoma rei militaris), la infantería podía recorrer a paso militar ordinario 20 millas en 5 horas de verano y 24 a paso ligero.

 

Roma2

Londres, Bodleian, Ms. Canon Misc. 378, fol. 80v.

 

Pero los apógrafos directos del desmembrado y perdido Codex Spirensis (conservado en la catedral de Espira hasta comienzos del siglo XVII), manuscritos de Oxford, Múnich, París, Roma y Madrid, que contienen el Itinerario de Antonino según copia carolingia del siglo IX, sitúan Dessobriga a X millas de Lacobriga (¿Carrión de los Condes?) y a XV de Segisamo (diferencia que tuvieron en cuenta G. Parthey y M. Pinder, 1848, manejando el manuscrito de la Bodleian Library).

 

 

 

Ms.BNE

Madrid, BNE, Ms. Res. 36, fol. 42v.

 

(7) Ms. Munich (Ot+¦n)

Munich, BSB, Clm 10291, h. 42v.