Localización

Dessobriga-Plano-1

El yacimiento arqueológico de DESSOBRIGA : un enclave defensivo y vestigios que remontan a la Primera Edad del Hierro

El yacimiento arqueológico de DESSOBRIGA –topónimo céltico de un enclave defensivo, probablemente militarizado en el transcurso de las Guerras Cántabras– se localiza en la zona centroriental del término municipal de Osorno (Palencia), en la margen derecha del río Valdavia, a 4000 m. de su confluencia con el Pisuerga, adentrándose por el este en tierras burgalesas (Melgar de Fernamental) y ocupando una superficie total no inferior a 194 ha. Castro de tierra vaccea, limítrofe turmoga, luego mansio urbana, esconde un milenio de presencia humana. El área explorada se extiende por una plataforma de páramo, terraza que se eleva 880 m. sobre el nivel del mar. Desde su posición, de marcado carácter estratégico, se domina un amplio panorama de llanura y se controlan los caminos naturales de comunicación que discurren en sus alrededores, teniendo por telón de fondo noreste el cerro castrense de Peña Amaya y las montañas de Cantabria. Los materiales geológicos dominantes son las gravas cuarcíticas, arenas y arcillas. La antigüedad, extensión e importancia del yacimiento –sin contar con la proximidad del trimilenario túmulo de La Velilla (Osorno)– no han despertado hasta el presente particular interés por sondearlo. Ello pese a los datos aportados por las actuaciones arqueológicas de urgencia de la empresa Strato en 2001 y 2002, anexas a las tareas de construcción de la Autovía Camino de Santiago, que pusieron a descubierto en la parte baja del yacimiento, a pocos kilómetros de la plataforma, un hábitat de cabañas circulares y vestigios que remontan a la Primera Edad del Hierro.